domingo, 11 de agosto de 2013

Personas competitivas - Felicidad huidiza


Hola a todos, esta vez vengo a hablaros de las personas competitivas, y de la envidia e infelicidad que acarrean.

Todos conocemos a alguien así. En la carrera y en la vida profesional te sueles encontrar unos cuantos. Son gente que no puede soportar ser superados por nadie, incluso de manera enfermiza. Lo ejemplificaré con un bonito cuento que yo mismo he inventado para vosotros.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hace muchos muchos años, en la antigua china oriental, nacieron dos hermanos en una familia, normalmente en china había una gran cultura de hijo único, pero en este caso a la madre le gustaba mucho... vamos, que nacieron dos.

Como los padres eran justos no les parecía bien dejar la empresa al primogénito sólo por ser un poco mayor. Decidieron dejársela al más inteligente. Y para determinar esto les propusieron un acertijo. El que acertase antes se quedaría la empresa familiar.


El padre reunió a los dos hijos y les hizo la siguiente pregunta: '¿Cuándo una espada no te corta?'. El hijo menor, de pocas luces el pobre, pensó que jamás lo descubriría y se fue a jugar con gatitos.



                           La imagen pertenece a worak y es Creative Commons


El hijo mayor que era mucho más competitivo empezó a hacer experimentos con espadas. Pero estaba pasando demasiado tiempo y no daba con la respuesta. ¿Y si su bobo hermano acertaba de casualidad? Su ansia de triunfo le llevo incluso a autoinfligirse cortes para comprender todo mejor. Desgraciadamente las heridas se infectaron y ni siquiera la medicina china pudo salvarlo.

La moraleja es sencilla: Vale más ser feliz que ser el mejor.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El hermano no podía tolerar ser derrotado por alguien que consideraba tan inferior, no le atormentaba el no llegar a la solución, sino el quedar en ridículo. Le interesaba más la desgracia ajena que el éxito propio.

Ahora extiende esto a una sociedad y entenderás la falta de progreso en algunos países. Ya no económico o tecnológico, simplemente humano. Desde hace mucho tiempo, en películas de cualquier parte del mundo hemos visto perfectamente reflejado al directivo ''perfecto'' como una persona dura, competitiva y con alto ego. Y ya empezamos a poder ver hacía donde nos lleva todo esto.

Hay otra reflexión que se puede sacar de la historia de estos dos hermanos, ¿dónde radica el ser competitivo?: en la envidia, si tuvieses todo lo que quisieses y no necesitases nada más... ¿no serías simplemente feliz? en realidad no habría ninguna razón para seguir con esa triste vida que lleva la persona competitiva, en el que ella misma nunca será lo suficientemente buena.

Pero vayamos más allá, ¿dónde nace la envidia? en la comparación, en la necesidad de un único ganador, en que casi todo es un juego de suma cero. Quizás tuvimos unos padres buenos que no nos enfrentasen con nuestros hermanos, pero quizás sí compararon nuestras notas con las de tal o cual compañero. Pudiera ser que este hijo ayudase al otro a entender algo, ¿que sacará de esto? no se debe ayudar a los demás para que no te superen. Quizás que haya competencia ayude al esfuerzo, ¿pero es la única vía de motivación?

Se educa mucho en ser el mejor, te hacen creer que tienes que alcanzar cierto estado o cierto nivel para poder ser feliz. Y cuando alcances ese siempre tendrás más metas, llegando a no poder terminar nunca. Aprendamos a disfrutar el proceso. He jugado varios videojuegos de deportes en los que empiezas con un único jugador desde abajo y poco a poco vas mejorando hasta convertirte en el mejor jugador del mundo, cambiando de equipos...
Pues cuando finalmente llegaba a estar en un gran equipo y ya había ganado todo y era el mejor del mundo... me aburría y volvía a empezar. La felicidad no está en una situación, la felicidad no es un estado estático, es movimiento, es mejora y es evolución personal.


                       La imagen pertenece a fukagawa y es Creative Commons

Por último el acertijo que propone el padre no tiene una respuesta que se pueda identificar como cierta, que puedas decir, esta es la solución, algunas respuestas podrían ser:

- cuando eres la espada
-cuando eres aire
-etc

No puedes tener nunca la sensación de haber terminado, porque no hay una verdad absoluta. Siempre puedes seguir trabajando sobre ello. Del mismo modo que las personas competitivas, que siempre se compararán con alguien mejor, con más dinero, con mas suerte...y que nunca serán felices.

La vida es como esa pregunta, puedes pasarla buscando una respuesta, LA RESPUESTA o puedes disfrutar descubriendo las miles de posibilidades válidas que hay para llegar a sentirte completado y feliz.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Os dejo este blog donde si os interesa podréis encontrar muchos más acertijos tan interesantes como el que he usado.

El anterior enlace tiene mucho que ver con el budismo y la meditación zen. Es un tema fascinante y conviene por lo menos tener una ligera idea. Podéis encontrar mucha información en internet, a mi me parece muy interesante este vídeo  de uno de los mejores programas españoles.

Espero que os haya gustado, que con los enlaces que he puesto descubráis cosas interesantes y nos vemos pronto. Sed felices.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Como siempre si os ha gustado os os agradecería mucho que os suscribierais y/o compartieseis el blog o el artículo por las redes sociales o por otras vías, realmente ayuda mucho y es la forma de fomentar contenido de calidad en la web, tanto en este blog como en cualquier otro.

Tenéis unos botones justo abajo para poder hacerlo de forma más sencilla. ¡¡Gracias!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario