lunes, 29 de abril de 2013

Yo soy hipster

Buenas a todos de nuevo!! se que llevo bastante tiempo sin publicar nada, la razón es simple: no sentía verdaderas ganas de hacerlo. Siempre tuve muy claro que si publico algo es porque es lo mejor que puedo dar en ese momento y tengo esa ilusión y esas ganas.

Ni estaba deprimido ni nada similar, de hecho, estaba (y estoy) en uno de los mejores momentos de mi vida, supongo que cambiaron rápidamente muchas cosas y ahora estoy recuperando algunas que quiero que sigan conmigo y que dejé por el camino sin darme cuenta.

Así que sí, en principio vuelvo, y vuelvo para quedarme, al menos esa es mi intención. De todos modos yo sé perfectamente que aunque me tome descansos más o menos largos (y considero que este ha sido larguísimo) siempre acabaré volviendo por aquí, porque realmente me gusta esto y disfruto haciéndolo. No os imagináis el gusto que me está dando ahora mismo después de tanto tiempo jeje.

Y una vez dadas las explicaciones pertinentes y de pedir disculpas si me habéis echado demasiado en falta... ¿que tal si vuelvo con un buen artículo? (espero no haber perdido mi gracia natural...)

-------------------------------------------------

YO SOY HIPSTER

enlace recomendado si no sabes que es un hipster


Montaje propio:     La imagen base pertenece a idhren y es Creative Commons
                        La imagen del letrero pertenece a anyaka y es Creative Commons



Una de las razones por las que he faltado todo este tiempo ha sido también porque, me he introducido de lleno en esta increíble subcultura urbana para poder traeros un documento de primera mano como nunca antes se había hecho.

No fue para nada planeado, si no os ha pasado nunca lo de convertiros de repente en hipsters yo os explico mi caso.

Estaba yo un día tan tranquilo en mi casa cuando pregunté que había de comer, me respondieron que macarrones, a lo que yo aterrado exclamé un grito desgarrador que corto el aire:

NOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!  ES DEMASIADO MAINSTREAM!!!!!!!!!!!!!

Enseguida me calmé y me comí los macarrones, aunque no me supieron tan bien como otras veces. Días después, aunque me había casi olvidado tenía la sensación de que algo dentro de mí había cambiado. ¿Por qué había lanzado aquel grito cuando los macarrones eran una comida que a mi me encantaba? ¿y qué diablos era mainstream?

Deje pasar el tiempo pensando que quizás fuera un episodio de locura transitoria, ineludible por otra parte en una mente de mi genialidad.

Sin embargo poco tiempo pasaría hasta que me empecé a dar cuenta de que estaban cambiado algunos de mis gustos en lo que a ropa se refiere. Yo siempre había odiado la lana ¡ese horrible picor me atormentaba cada vez que de pequeño me tenía que poner un jersey confeccionado con ese irritante tejido!. Sin embargo, ahora sentía una increíble necesidad de su contacto, ese calor... esa sensación arropadora... tanto es así que sin darme cuenta estaba de vuelta a mi casa  con gorritos, bufandas y numerosos jerseys de lana.

Empecé a temer por mi salud mental y por mi integridad física cuando sufrí una tremenda caída que me dejo muy magullado. Producto de intentar, desde cierta altura, sacar una foto al atardecer desde un ángulo imposible. Ni siquiera recuerdo como subí, solo esa imperiosa necesidad de la foto perfecta antes de que aconteciera el ocaso.



                              La imagen pertenece a uggboy y es Creative Commons


Mis conductas inusuales se sucedían, nunca me gustó pagar la marca, sin embargo de nuevo me sorprendía a mi mismo notando importantes diferencias entre marcas de café y también de tecnología. No tuve problemas en pagar tres veces más por ellas, esa calidad solo perceptible a ojos expertos (o quizás facilmente influenciables) me fascinaba. Además me veía rodeado de mis semejantes, gente culta, inteligente, que olía bien...




Pero poco duró esa felicidad, pronto me llego una crisis de fe. Estaba yo sentado apaciblemente en el sofá de mi casa leyendo una obra de gran renombre de la que no recuerdo título ni autor ni argumento, cuando ocurrió.

Tenía delante mio encima de una mesa mi portátil, y de fondo de pantalla estaba un cuadro abstracto de un autor al que por entonces yo idolatraba.

Quizás conoceréis esas imágenes que son dos cosas según como las mires, esa sensación de cambio de perspectiva me arrollo en ese momento. De repente en ese cuadro empecé a ver un montón de rayas y manchas sin sentido, todo en lo que creía se desvanecía. Empecé a sentir como vibraban los cimientos de mi mente y como los rascacielos de mis ideas se derrumbaban a mi alrededor dejándome sumido en una nube de oscuridad y polvo...


















...desperté en medio de mi habitación sin noción alguna del tiempo transcurrido. Sin moverme, al abrir los ojos, vi que mi perro se había tumbado delante mio imitando a la perfección cada uno de mis rasgos



                              La imagen pertenece a rharrison y es Creative Commons


Ese encuentro de cara con mi lado animal aclaro mis ideas, quizás mis antiguos compañeros digan que el golpe afecto a mi cabeza y ahora veo la vida con perspectiva más básica y primitiva. Yo sin embargo prefiero creer que aprendí a apreciar la belleza de lo simple. Este viaje me permitió regresar con un pensamiento más sencillo, que creo que hace un poco más accesible el discernir lo verdaderamente importante de la vida.

----------------------------------------------------------

Me gustaría añadir una frase que recientemente me dijo un profesor (espero me perdone si no la cito exacta): ''No sabemos donde vamos a terminar. Ahora que puedes elegir y mientras puedas, elige lo que te guste''.

Quizás si basamos nuestras decisiones en una felicidad no muy lejana, acabemos teniendo una vida feliz, ya que como dijo Sydney J. Harris ''La felicidad es una dirección, no un camino''.


Si os ha gustado el post os recuerdo que debajo tenéis unos botones para compartirlo fácilmente, haríais un gran favor al blog y la gente vería el buen gusto literario que tenéis ;) También podéis comentar y os lo agradecería mucho si lo hicierais.

Un saludo y hasta pronto.


6 comentarios:

  1. ¡No me creooooo! ¡¡¡has vuelto!!!
    de vez en cuando me metía en tu blog para ver si dabas señales de vida pero nada.. por cierto, soy Paula jaja no sé si te acordarás ya de mi!
    Desapareces y vuelves siendo hipster, a los chicos no hay quien os entienda ;)

    PD: Lo de los macarrones me ha matado xD ha sido buenísimo
    PD2: Me alegro de que hayas vuelto :)
    y... PD3: espero que no vuelvas a desaparecer tanto tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que me acuerdo de tí =D, para tres lectores que tengo, malo sería si me olvidase. ¿qué tal te va todo?

      ¿ya vi que ya no eres blogera no? :( ¿qué tal tus historias amorosas, terminaron en algo bueno? ¿y los estudios?

      y respecto al lo de desaparecer: no, no creo que vuelva a pasar tanto tiempo sin publicar, espero retomar mi ritmo de un artículo al mes (más o menos)

      Eliminar
    2. Pues las cosas me van muy bien, ahora mismo estoy de Erasmus asi que muy contenta, necesitaba salir de mi ciudad y desconectar de todo :)

      Sobre el blog, decidí eliminarlo hace un par de meses,antes de irme de Erasmus, sentía la necesidad de hacerlo y dejar atrás todo lo que había escrito en él y olvidar absolutamente todo, y así lo hice.

      Eliminar
    3. y dónde haces el erasmus? ya tienes un grupo de amigos?

      me da pena lo del blog, y lo que implica eso de que no querías recordar ciertas cosas... puedes empezar otro cuando te vuelvan las ganas algún día, la verdad es que a mi retomar me ha sentado genial.

      y ahora mismo ¿algún chico te está volviendo a ilusionar o pasas de eso por un tiempo?

      Eliminar
  2. Estoy en Polonia, más lejos no me podía haber ido jaja la verdad es que muy bien (quitando el puñetero frío que he pasado en invierno) y la verdad es que esto está plagado de españoles.. madre mía

    Chicos? Que vaaa, llevo mucho tiempo sola, y estoy bien así, si aparece alguien, bien y sino pues nada jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo mejor llega cuando no te lo esperas, tu disfruta tu erasmus, pasatelo genial, haz amigos, sal de fiesta...

      en Polonia dicen que las ciudades son un poco tristes por la arquitectura y por el clima, yo no creo que aguantase mucho, necesito el sol =)

      Eliminar