lunes, 13 de febrero de 2012

Humorista invitada: Paula

Hola de nuevo, ya terminé exámenes!! (aún no sé todas las notas pero por ahora va bien la cosa jaja). Para compensaros por el tiempo que llevo sin publicar hoy os traigo (después de numerosas y duras negociaciones con la autora) un artículo de mi queridísima Paula :) , a la que quiero agradecer que haya aceptado  la invitación a publicar en este blog. Me apetecía mucho hacerle este pequeño homenaje a una de las personas que han ido acompañándome en este hobby (tomándose la molestia de comentar y hacerme saber y sentir que lo que uno escribe gusta y divierte) y a la que poco a poco he ido cogiendo un especial cariño. Muchas gracias por todo Paula.

Os dejo ya sin más dilación con el artículo, debo decir que al leerlo he sentido un irrefrenable deseo de hacer varios comentarios y creo que la mejor forma es hacerlos dentro del propio artículo en los puntos en cuestión, espero que Paula me perdone el atrevimiento :S (con lo maja que es, seguro que sí jaja) bueno podréis saber cuales son mis comentarios porque aparecerán así: comentario mio. Aparte de mis comentarios y de la fotografía todo es integramente de Paula, aquí lo tenéis.



----------------------------
Me gustaría saber si todos los hombres son iguales que mi abuelo cuando están en el baño. Me explico. Todas las mañanas mi abuelo se levanta, se mide la tensión, hace ejercicios           - flexiones, gira el cuello, mueve los brazos… - y cuando se dirige al baño ya puedes apresurarte para ducharte antes que él o… estás acabado. Empieza peinándose (menos mal que tiene tres pelos porque si tuviese una melena…), después se afeita y se tira unos quince minutos en ello y cuando crees que se va a duchar, chan chan chan… coge una revista, sus gafas y se sienta en el trono (se ve que el hombre deja la puerta abierta para que lo vean en actitud intelectual).  Esta fase puede durar diez minutos, veinte, todo depende de la suerte  y el empeño que ponga en ello. 



parece que va a bajar el índice nikei... ah, pues no era eso lo que bajaba... O_O
                      La imagen pertenece a stuartpilbrow y es Creative Commons



Cuando sale del baño  -vencido o ganando- deja la revista y las gafas y vuelve para ducharse. La ducha dura mucho tiempo. Yo no sé qué narices estará haciendo ahí dentro pero casi como que prefiero no saberlo. Una ducha normal suya dura  entre quince- veinte minutos. Yo creo que se tira un minuto para cada brazo, dos minutos para cada pierna y así con las demás partes de su cuerpo (sí, va a ser eso...)

Ah! Y que no falte el pelo. Porque esa melena tan larga de 1 milímetro necesita un cuidado especial. un momento, un momento, esto me recuerda algo, ya has dicho antes que se peinaba... se peina y luego se  lava la cabeza... bueno... supongo que lo hará para estar presentables en el rato en que se sienta en el trono...


Después abre la puerta del baño y deja todo encharcado de agua. Se pone la toalla dejando al aire su delicado ( O.O)  y musculoso (O.O!!!)  pecho (uff ya pensaba que se censuraban el blog) y se peina. Si, otra vez. Pero falta el toque final que es el desodorante. Cuando por fin parece haber acabado, apresuro y me meto en la ducha pero el olor de desodorante es tan fuerte que tengo que esperar un rato. 
Y yo me pregunto, ¿serán todos los hombres así en el baño? Porque entonces apaga y vámonos. (sólo ha faltado que diga que le fastidia mucho que su abuelo tarde una enormidad probándose ropa cuando va de compras)
-------------------------------------------


Espero que os haya gustado :), si queréis conocer un poco más a Paula podéis visitar su blog clicando aquí, yo soy un ferviente seguidor suyo y os recomiendo echarle una ojeada porque estoy seguro que a muchos os gustará.

Sin más ya nos despedimos, agradecer de nuevo a Paula el detalle que ha tenido conmigo, si os ha gustado podéis ponerlo en los comentarios (incluso de forma anónima), y tenéis también unos botoncitos al final del artículo para votarlo. Un saludo y hasta pronto :)